Por estar contigo

Blog personal de José Alfonso Pérez Martínez

"Estas líneas escribo,
únicamente por estar contigo"
(Luis Cernuda)

viernes, 14 de abril de 2017

Los nuevos 10 mandamientos


Siguiendo una propuesta de Alvaro Mijael en Facebook. Los mandamientos que propongo son versiones de los originales, nuevas visiones. En algunos mi versión se aleja del original, en otros vengo a decir lo mismo. Los originales están debajo de los míos, en cursiva.


1- Te amarás a ti mismo

2- No tomarás a la realidad en vano, no  la despreciarás, ni pondrás sobre ella mundos o dioses imaginados

3- Santificarás tu tiempo, no malgastándolo en actos dañinos

4- Honrarás a quien lo merezca

5- No morirás por quien no moriría por ti

6- No cometerás actos contra ti mismo  ni contra quien no te haya dañado

7- Respetarás la propiedad ajena

8- Dirás la verdad, aunque te perjudique

9- No verás el deseo sexual ni su realización como algo impuro

10- No desearás ser otro



Los mandamientos originales:


  1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.
  2. No dirás el nombre de Dios en vano.
  3. Santificarás las fiestas.
  4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
  5. No matarás.
  6. No cometerás actos impuros.
  7. No robarás.
  8. No darás falsos testimonios ni mentiras.
  9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
  10. No codiciarás los bienes ajenos.


miércoles, 12 de abril de 2017

Un poema de Guillermo Carnero


De su más reciente poemario, 
Regiones devastadas (Vandalia, 2017)




RETRATO DEL DUX FRANCISCO VENIER, POR TIZIANO

Mi carne inerte arrastra el peso inútil
de perlas y rubíes. Soy sólo un transeúnte
en este trono: quien me elevó a él
en él me abandonó. Si me envidiaras
considera mi mano, viajero:
no exige sumisión y no impone silencio,
no concede clemencia
ni marca el rumbo de ninguna flota.
Espera que una noche
llegue a rozarla el animal alado
que quizá tenga el don de conducirme
a orillas de la plácida laguna.

(c) Guillermo Carnero, 2017


Notas:  

-El dux era el Jefe de Estado de la República de Venecia. Era una suerte de rey elegido, de presidente vitalicio elegido de entre los nobles venecianos, reunidos en el Gran Consejo. Gobernaba hasta su muerte, en principio, aunque se dieron casos de algunos que fueron destituidos o a los que se permitió abdicar. 

-Francisco Venier fue dux de Venecia entre los años 1554 y 1556, año de su muerte. Anciano y enfermo en el momento de su elección, no pudo ni quiso realizar grandes cosas en el gobierno. 

-Tiziano Vecellio fue un pintor veneciano, nació en un pueblo de la región italiana dominada por la República de Venecia hacia 1480, y falleció en la misma Venecia en 1576. En la Wikipedia
-Guillermo Carnero es un poeta español, nacido en 1947. En la Wikipedia


sábado, 8 de abril de 2017

Un poemita mío, recién escrito



LA TORRE DE LOS VICIOS CAPITALES (DE PROVINCIA)


-A José Mota, que, genial como siempre, 
creó esta expresión para titular uno de sus especiales-


No envidia, ni ira,
no gula, ni soberbia.
Morder las uñas,
tal vez, u oler las páginas
de un libro viejo.
La torre de los minúsculos vicios,
los vicios capitales de provincia.

(C) José Alfonso Pérez Martínez, 2017

En el ABC de hoy




En la portada, Donald Trump, que es noticia tras haber ordenado un bombardeo a una base aerea siria como castigo por el uso, por parte del gobierno de Bassar al-Asad, de armas químicas. Yo no sé si la entrada de Estados Unidos en un escenario tan complejo como la guerra siria será algo positivo, lo que sé es que Bassar al-Asad es un dictador, un criminal, y que Vladimir Putin no debería apoyarle. Por supuesto, los del DAESH son peores que al-Asad, pero eso no debería de servir de excusa para perdonarle a éste sus numerosos crímenes. 

En la página 3, un artículo a toda página del escritor chileno Jorge Edwards, titulado "Los senderos que se bifurcan". Habla de cuando fue diplomático, representando al Chile de Salvador Allende en la Cuba de Fidel Castro, en 1970. Cuenta que el Senado chileno vetó el nombramiento del embajador elegido por Allende, y que cuando explicó esto a un político cubano éste le dijo: "¿y por qué no cierran el Senado, chico?". Frase muy reveladora del escasísimo respeto que el Estado de Derecho, con sus poderes divididos e independientes, merece, en 1970 y ahora, a la izquierda latinoamericana. Se ha visto en el intento reciente de Nicolás Maduro de inhabilitar al parlamento venezolano. Refiriéndose a Fidel Castro dice Edwards: "No demostraba el menor interés ni la menor noción de lo que podía ser un Estado de Derecho". 

En la página 13 hay un artículo de Ignacio Camacho sobre Azorín, el gran escritor de la llamada Generación del 98. Dice que a Azorín hay que reivindicarle, y estoy de acuerdo. Todo el mundo debería de tener "Castilla" en su biblioteca. Camacho habla de su voluntad de estilo, de su "vocación letraherida", de su prosa detallista, su "vocabulario minucioso, cabal", de su "lenguaje despojado de énfasis", de sus textos que buscan la esencia de las cosas. 

Se habla también, por supuesto, de muchas otras cosas, en el ABC de hoy: del paripé de ETA, entregando armas pero sin pedir perdón y sin prestarse a colaborar con la justicia para esclarecer los 300 asesinatos de la banda que siguen sin resolver. Del viaje de Sus Majestades a Japón, donde fueron recibidos por el Emperador Akihito y su esposa. Y del atentado  islamista en Estocolmo, repitiendo el modus operandi (vehículo que arrolla a viandantes) de Niza, de Berlín, de Londres. 


miércoles, 5 de abril de 2017

"Una república de patricios: Venecia", de Charles Diehl


El ejemplo perfecto de régimen oligárquico lo representa la república de Venecia, donde unas 200 familias (los Morosini, los Contarini, los Tiépolo, los Dandolo...) se repartieron los diversos cargos de la administración durante los 1100 años (697-1797) que duró este Estado. Este libro de Diehl es un excelente y ameno repaso de la Historia de Venecia, desde la fundación de la ciudad en la época final del imperio romano, pasando por su dominación por Bizancio, su independencia, su expansión por las islas y costas del Mediterráneo oriental, sus luchas contra los turcos, su riqueza fruto del comercio, las fiestas y costumbres, los esplendores de sus palacios e iglesias, la orgullosa independencia frente al Papado, su asilo y protección para intelectuales y artistas. Aunque sólo los patricios tenían sitio y voto en los organos de gobierno (el Gran Consejo, el Senado, el Consejo de los Diez...) todos los venecianos, también los obreros o los burgueses, pudieron disfrutar de la prosperidad que la sabia conducción y organización del Estado produjeron durante siglos.


sábado, 1 de abril de 2017

De la tuitera condenada


Esta entrada puede ser leída en relación con la anterior (De la ética en las leyes) o como continuación de la misma.

Cassandra Vera es estudiante de Historia (como yo lo fui) y tuitera (como yo no seré nunca, no me atrae Twitter). Escribió un supuesto chiste (a mí no me hizo gracia alguna) sobre Carrero Blanco por el que ha sido condenada a un año de cárcel (no entrará en prisión) y a siete años de inhabilitación para cargo o empleo público, y para percepción de becas (lo que puede complicar su sueño de ser profesora). De Carrero Blanco pueden decirse muchas cosas: fue militar, católico, conservador, llegó a presidente del gobierno (después que Francisco Franco renunciara a este cargo, para ser sólo Jefe del Estado). Falleció en 1973 en un espantoso atentado terrorista perpetrado por la banda terrorista ETA, terroristas a los que dejaron hacer, creen algunos historiadores, miembros de los servicios de espionaje del Estado, y también la CIA, que querían a Carrero muerto para que no obstaculizara, como preveían que podía hacer, la llegada de la democracia. El chiste de Cassandra sobre Carrero es de mal gusto y no voy a reproducirlo. Es legítimo criticar las ideas de Carrero, es legítimo criticar sus actos como hombre público o como presidente, decir Carrero se equivocó en esto y en esto,  pero no es legítimo reírse de él como  víctima del terrorismo, convertir un brutal atentado en un chiste, no es legítimo y no es ético. ¿Debería ser castigado, penalmente? En mi entrada anterior expliqué porqué creo que sí, así que no voy a insistir al respecto. Sólo quiero lamentar que haya jóvenes tan equivocados, de corazón tan frío y tan negro, que crean que pueden reírse de todo. Eso refleja maldad, o una educación recibida muy escasa en valores éticos. El 16 de diciembre de 2012 Cassandra Vera escribió en Twitter:  Me molesta que Rajoy todavía no haya recibido un balazo en la cabeza.
¿Eso de la bala en la cabeza también es un chiste, como lo de Carrero? No entiendo yo el sentido del humor de algunos. ¡Y quiere ser profesora, la tal Cassandra! ¿Qué puede enseñarle a sus alumnos, que las balas en la cabeza son formas legítimas de intervenir en la política?

martes, 28 de marzo de 2017

De la ética en las leyes


Dice Pablo Iglesias: "despenalícese el enaltecimiento del terrorismo, permítase la justificación de los atentados". Quiere que se permitan legalmente estos desafueros, en nombre de la libertad de expresión. Pero, ¿cuál ha de ser el objetivo del derecho, de la ley? el hacer justicia. Y no parece justo hacer sufrir a los débiles, a las víctimas. La defensa de ellas, y el castigo de lo que está mal, ha de ser el objetivo. Porque, si la ley ampara expresiones que dañan a las víctimas del terrorismo, la ley ampara el mal. Es una cuestión de ética. Sabemos que una cosa es la ley y otra la ética, pero no estaría mal empezar a hacer de ambos ámbitos uno solo, siempre que sea posible. Sabemos que en el nefasto siglo XX gobiernos fascistas o comunistas pudieron cometer actos terribles, inmorales, porque eran actos legales: en nombre de la seguridad del Estado se volvía legal que el gobierno pudiera esclavizar o asesinar a disidentes. Así fueron posibles los esclavos de Franco que murieron levantando la basílica del Valle de los caídos, o los campos de exterminio nazis, o el gulag soviético. Ahora se pretende que en nombre de la libertad de expresión sea legal que se pueda dañar verbalmente a las víctimas del terrorismo. Es de nuevo, el mal legalizado. A un nivel menor, se dirá. Pero sigue siendo el mal.

El encuentro de dos grandes


Lo narra así Juan Luis Panero en Encuentro en Ginebra, uno de los textos de su obra Los mitos y las máscaras:

En Ginebra, una tarde de primavera de 1986, una mujer vieja, enferma y con no muy buena vista recorre un apartamento en el que un hombre no menos viejo y cansado, y además ciego, desea pasar sus últimos días. De regreso al hotel explica a su inmóvil amigo algunos detalles de su futura residencia, omitiendo por delicadeza que en ella hay varios espejos. Poco después él irá a vivir y a morir entre aquellas paredes ignoradas y espejos en los que no podrá ver su reflejo, y ella regresará a América para encontrar su muerte un año más tarde.
La escena no es un sueño ni tampoco un relato de Bioy Casares; es la descripción del primer y último encuentro entre Marguerite Yourcenar y Jorge Luis Borges.

Es curioso este encuentro de este americano que vino a Europa a morir y de esta europea que murió, muy poco después que él, en América. De Yourcenar hay que leer Cuentos orientales, Opus nigrum y, sobre todo, Memorias de Adriano. De Borges, todo, pero si tengo que citar también sólo tres, diría El aleph, Ficciones y la Historia universal de la infamia


jueves, 23 de marzo de 2017

Un injusto doble rasero


Tal vez el título de esta entrada es redundante, pues los dobles raseros suelen ser injustos. En todo caso, me refiero al que cometió Luis Alberto de Cuenca en su libro Señales de humo (Pre-Textos, 1999) con J.R.R. Tolkien y Rubén Darío. O, por mejor decir, con los que han rescatado textos inéditos de ambos. En el artículo "Noticias literarias" De Cuenca aplaude la recuperación de 92 poemas inéditos de Darío, dice "cualquier cosa escrita por él, por mínima o coyuntural que sea, tiene interés y debe coleccionarse". Sin embargo, en "J.R.R. Tolkien, el tejedor de sueños" dice que las obras inéditas que Christopher Tolkien ha rescatado de su padre, como "Cuentos inconclusos" o, sobre todo, "El Silmarillion" (valiosísimo, en mi opinión) son manipulaciones (seguramente, aunque no llega a decirlo, piensa que ni siquiera son textos auténticos del padre, sino textos del hijo presentados como si fueran del padre). Califica estos textos rescatados de insoportables, y termina hasta negándoles la categoría de auténtica literatura. A mí me parece de una gran injusticia dudar del trabajo de Christopher Tolkien mientras se confía en el de Ricardo Llopesa, el recuperador de los poemas de Darío. Hay que confíar en ambos y aplaudirles a ambos, por poner en nuestras manos textos inéditos de grandes autores. Si en derecho se impone (o debería imponerse) la presunción de la inocencia, ¿por qué no en estos asuntos? Yo siempre he aplaudido el trabajo de Christopher Tolkien, y lo seguiré haciendo hasta que no se demuestre que no ha realizado un auténtico trabajo de recuperación de textos inéditos de su padre. 

martes, 21 de marzo de 2017

Un poema de Luis Alberto de Cuenca


Tiene 23 años, lo escribió en 1994. Está incluido en su libro "Señales de humo", de la editorial Pre-Textos. Díganme si no es actual, si no les recuerda a cierto político murciano de nombre Pedro Antonio. 


EL POLÍTICO

No el de Platón, ni el de Gracián, ni ese otro
que, de puro aburrido, acepta un cargo
desde el cual defender su escepticismo.
Me refiero al que repta y al que silba
como una cobra por los relucientes
despachos del poder y se arrellana
en el trono del cielo y del infierno
(como si fueran una misma cosa).
Me refiero al que tiene la conciencia
embotada y la espalda bien cubierta
por sus cómplices. Al que mataría
por conservar sus turbios privilegios.
Al que dice: "Yo sigo, ciudadanos,
pese a quien pese y pase lo que pase".

(c) Luis Alberto de Cuenca

jueves, 16 de marzo de 2017

Una foto




Presentación del libro 
Borges en la ciudad de los inmortales
(editorial Renacimiento)
de Vicente Cervera Salinas.
De izquierda a derecha: Diego Sánchez Aguilar,
Vicente Cervera Salinas, Joaquín Piqueras.
Sede de la UNED en Cartagena,
16 de marzo de 2017.

De la inteligencia, y de la discriminación positiva del varón

 
Hay un estudio científico reciente que sostiene que todos, hombres y mujeres, heredamos la inteligencia de la madre. Pero en familias donde hay hijas e hijos, a priori más o menos igual de inteligentes, ya que tienen la misma madre, suele pasar que las hijas tienen mejores notas académicas. Es porque entre los hombres es común el menor esfuerzo, es como si respondieran así a esta sociedad en la que, por desgracia, hay una discriminación positiva hacia el hombre en muchos aspectos. Entonces el hombre piensa "para qué me voy a esforzar, si voy a tener las cosas fáciles?"

De la democracia, la educación y el pensamiento crítico


La democracia es un abuso de la estadística, decía Borges. A mí me parece que puede ser útil a la hora de elegir quien gobierna, pero no puede, no debe, extenderse a todo, la gente no puede votar sobre quién escribió Madame Bovary, ni si la Tierra es plana o redonda, ni votar sobre cualquier cosa (sobre la unidad del Estado, por ejemplo) en desacuerdo con las leyes establecidas. Respecto a la educación ilustrada, un país que la desprecie puede ser una democracia, pero los votantes no tendrán criterio, estarán en manos de cualquier demagogo. La educación es el combustible del pensamiento crítico.

viernes, 10 de marzo de 2017

De Jesucristo


La mayoría de la gente religiosa es de derechas, pero curiosamente el mensaje de Cristo parece bastante de izquierdas, ¿verdad? "Antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico en el reino de mi padre". María, su madre, dicen que descendía del rey David tanto por parte de Ana, su madre, como de Joaquín, su padre, pero eran gente humilde. No sé, lo que yo creo es que Jesucristo, si existió, no fue hijo de ningún dios. Creo que queriendo, o sin querer, encarnó el mesías esperado por los judíos y que les decepcionó, porque ellos esperaban un mesías guerrero que les liberara del poder romano. Por eso pidieron a Pilatos "crucifícale".


jueves, 9 de marzo de 2017

Del conocimiento y la ignorancia


Y de la relación entre maestro y discípulo. Escribe una amiga de facebook: 

Sólo hay un bien, es el conocimiento... decía Sócrates.

Y le respondo:

Y sin embargo, también decía: sólo sé que no sé nada. Pero este solo conocimiento, el conocimiento de nuestra ignorancia, es el que necesitamos, porque el que ya cree saberlo todo, o todo lo que necesita, no quiere saber más. Entonces, necesitamos reconocer que somos ignorantes, y necesitamos querer dejar de serlo. y que el aprendizaje no cese. Decía Baden Powell, el fundador de los scouts: "Yo tengo 73 años y todavía estoy aprendiendo"

Sigue ella:

Incluso dijo "Sólo hay un mal, la ignorancia"

Y yo:

Por supuesto, si el bien es el conocimiento, el mal es la ignorancia. Sócrates fue, sobre todo, un maestro, y su mayor legado al mundo fue un discípulo: Platón. La relación entre maestro y discípulo es la relación por excelencia en la que cada uno recibe del otro conocimiento (también el maestro aprende del discípulo) y en la que disminuye la ignorancia. También Jesucristo fue sobre todo un maestro. Rabbí, le llamaban los apóstoles, y esto significa maestro. Yo no creo que Jesucristo fuera hijo de ningún dios, pero seguro que fue un maestro de moral. Todos los auténticos sabios han sido maestros. Se ha de ser maestro o discípulo, o ambas cosas. Si uno está en ese tipo de relaciones (pero, por supuesto, impartiendo o recibiendo verdadera sabiduría, no supersticiones) está en el buen camino.

De la dignidad de los profesores particulares


Un amigo de facebook, seguramente algo triste o cabreado por algo que le ha pasado en su quehacer como profesor particular, ha preguntado qué diferencia esa tarea de la de puta o chapero. Ésta ha sido mi respuesta:

Un profesor particular ayuda en algo positivo a alguien, ¿no? Le ayuda a formarse. Una prostituta o un chapero, ¿en qué ayuda? Bueno, a lo mejor gracias a que con ellos se desfogan bastantes hombres hay menos violaciones, no sé, pero en realidad su trabajo no debería ni existir, si todos los hombres tuvieran la voluntad necesaria para controlar sus instintos. Digamos que un profesor particular es un currante de la ilustración, de la educación, aunque muchas veces ni él mismo perciba la dignidad de su trabajo. Un trabajador del sexo trabaja, por contra, en el reverso tenebroso, animal, del hombre.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Unos poemas de José Agustín Goytisolo




Estos poemas los publicó Goytisolo en 1995, pocos años antes de su muerte. Se trata de epigramas, breves composiciones, muchas veces de tono satírico. Goytisolo recopiló 120 de estas composiciones en un libro titulado Cuadernos de El Escorial, publicado por Lumen en esa colección de tapas marrones cuyas hojas, como en los libros antiguos, había que recortar con un cortaplumas o navaja bien afilada. Recojo aquí cinco de ellos.


Este primero va dedicado a Jaime Gil de Biedma, poeta amigo de Goytisolo, que enfermó de sida y murió en 1990. Cuando Goytisolo publicó este poema en 1995 su amigo había por tanto ya fallecido, evidentemente lo escribió más de un lustro antes.  


A UN GRAN POETA ENFERMO GRAVE

Estoy enfermo, dices. Y yo sé que es verdad;
que un mal cruel te hirió y que aguardas la muerte.
Los toros luchan antes de acabar en el ruedo.
Jaime: tú deberías escribir hasta el fin.


Este segundo parece un buen consejo para aquellos poetas que publican sin cesar.


LOS EXTREMOS SON MALOS

No te  prodigues tanto: publica con mesura
pero tampoco ahorres tus libros al lector.
Los extremos son malos: hay que acertar el punto.
Un diamante es más caro que muchas amatistas.


Copio ya, sin más comentarios, los últimos tres ejemplos del arte epigramático de este gran poeta que quería dejar aquí plasmados.


HORACIO: SABES EQUIVOCARTE SOLO

Duro es perder amigos por cuestiones políticas.
Porque ser militante comunista o cristiano
por experiencia sabes que es negarse a pensar.
Cualquier Fe es una droga. Las rechazaste todas.


MUERE CARLOS BARRAL

Carlos: éramos pocos pero hacíamos ruido.
No fueron fantochadas de hijos de casa bien.
Rebeldes: nos gustaba sembrar malentendidos.
Aún te veo en el Suecia vestido de almirante.


GENTE HONORABLE

Cada día hay noticias de importantes ladrones
que antes muchos creyeron personas honorables.
Defraudar al Estado o cobrar comisiones
son delitos más graves que matar a navaja.


José Agustín Goytisolo
1928-1999
 



martes, 28 de febrero de 2017

De revueltas y revoluciones


-A Griselda Ibars, Claudio Barneix y Adriana Beatriz Callegari, 
por sugerirme con sus comentarios, en facebook, estas reflexiones-

El rey Luis XVI de Francia preguntó, al ver venir a su palacio gente airada: "c'est une révolte?", o sea "¿se trata de una revuelta?". Y su ministro le dijo: "no, sire, es una revolución". Una revuelta o motín es una protesta por algo concreto (el precio del pan, por ejemplo) que sólo pretende cambiar ese aspecto concreto. Una revolución pretende cambiarlo todo, el gobierno, la misma constitución del país. La Revolución Francesa empezó con revueltas, pero como el rey y su gobierno no supieron solucionarlas, la cosa acabó en revolución. Los que fueron a por Luis XVI, a su palacio, eran ya revolucionarios. Del mismo modo, los que comenzaron a protestar contra España en las colonias americanas eran revoltosos al principio, gritaban "¡viva el rey y muera el mal gobierno!". Al no saber España responder satisfactoriamente a sus demandas se transformaron en revolucionarios. De la misma forma en las 13 colonias de Inglaterra en Norteamérica. El motín del té de Boston era eso, un motín o revuelta, que se trocó en revolución luego. Las revoluciones no nacen como tal, siempre se aspira al principio a que los gobernantes hagan justicia, respondan a lo que se pide, es sólo cuando los gobernantes fallan cuando nace la revolución. Por eso parece importante, aún hoy, que los gobernantes escuchen al pueblo y respondan adecuadamente a sus demandas. 

*

¿Por qué hoy las revoluciones se ahogan, no prosperan? 
Eso es porque hoy los sistemas institucionales y gubernativos son mucho más complejos y poderosos y, por tanto, más difíciles de derribar. Además, mucha gente, con razón o sin ella, están temerosos de la revolución, temen perder derechos, o la propia muerte (las revoluciones suelen ser violentas) y entonces no apoyan a los revolucionarios y, sin apoyo suficiente, la revolución muere, muchas veces antes de nacer.

*

Yo, personalmente, soy partidario de las reformas, no de las revoluciones. Las reformas evitan revueltas y, por supuesto, revoluciones, dan estabilidad y prosperidad. Pero, por supuesto, no todos los gobernantes tienen la capacidad de ser reformistas, hace falta estar muy atento a la sociedad y sus necesidades.

*

Las revoluciones son de temer, mueren corruptos y culpables pero también inocentes. Un ejemplo: Luis XVII, el inocente hijo de Luis XVI. Tras la ejecución de sus padres los revolucionarios le dejaron morir de hambre en una mazmorra. Era sólo un niño...

*


!Que todo cambie para que todo siga igual": En El Gatopardo, de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, una clase dirigente, la aristocracia, se consume ante el avance de la burguesía. Entonces esa frase hace referencia a que todo cambiará porque la clase dominante dejará de ser la aristocracia y será la burguesía, pero todo seguirá igual, porque aunque la clase dirigente cambie, los pobres, dominados antes, seguirán dominados ahora. Ese cambio de la aristocracia por la burguesía lo originó precisamente la revolución francesa, que fue una revolución de los burgueses. El XIX fue el siglo en el que la burguesía alcanzó el poder. Las revoluciones hacen eso, generan grandes cambios, aunque muchas cosas, en efecto, siguen igual.


De la basílica del Valle de los Caídos


Franco, seguramente, quiso ser enterrado allí. Más allá de sus restos, que retirarlos o no puede ser discutible, lo que está claro es que aquellos que están allí enterrados con él, y que en muchos casos fueron víctimas suyas, han de ser devueltos a sus familias, si éstas así lo demandan. Lo mismo con aquellos que están en las cunetas, aún. Que el Estado destine dinero a recuperar y devolver los restos de aquellos que murieron por España, por su idea de España, pero por España al fin y al cabo.

Mejores libros leídos (enero y febrero)


En estos dos meses he leído, por entero, doce libros. Destacaría justo la mitad, seís, estos seís:


NARRATIVA

La casa encantada, de Wilkie Collins.


CONVERSACIONES/ENTREVISTAS

Los cínicos no sirven para este oficio, de Ryszard Kapuscinski.


CÓMIC

La música de Marie, de Usamaru Furuya. (Reseña)
La nueva frontera, de Darwyn Cooke y Dave Stewart. (Reseña)


POESÍA

Un fotógrafo ciego, de Juan de Dios García. (Poema)
El final del banquete, de Alfonso Vila Francés. (Poema)


Portada de Los cínicos no sirven para este oficio
libro de conversaciones del gran periodista Ryszard Kapuscinsky 
con Maria Nadotti, Andrea Semplici y John Berger.






Un poema de Alfonso Vila Francés


De su poemario, recién publicado, El final del banquete, que he leído con mucho agrado.






EL CONDE DE EGMONT SUBE AL PATÍBULO
(Poema cabreado)

Me hago cargo de la situación, me dijo el juez al dictar sentencia.
Nos hacemos cargo de la situación, respondió el público aplaudiendo.
Me hago cargo de la situación, me confesó el policía
mientras me llevaba al patíbulo.
Hasta el verdugo antes de levantar su hacha
murmuró "me hago cargo de la situación", apesadumbrado.
Yo les di las gracias a todos.
El mundo estaba tan lleno de mediocres, mentirosos y asesinos
que casi no daba pena abandonarlo.

(c) Alfonso Vila Francés, 2017 

 

jueves, 23 de febrero de 2017

La gente necesita confíar en el sistema judicial


Y, ¿puede hacerlo, cuando ve que se sustituye a fiscales que han sido duros contra los corruptos, cuando ve cómo a Urdangarín se le pone una pena de cárcel similar a la de un tipo que robó unos 80 euros, cuando ve como a Blesa o a Rato se le ponen penas ridículas, de seis y cuatro años, respectivamente, por lo de las tarjetas black? A Urdangarín ahora se le ha dejado libre, sin ni siquiera fianza, a la espera de los recursos de su defensa ante el Supremo. La gente se teme que el Supremo le deje libre. Si ocurriera, sería un desastre. La gente necesita confiar en el sistema judicial, porque el sistema judicial es una de las tres patas fundamentales en que se apoya el Estado. No confiar en el sistema judicial, creer que la justicia tiene un doble rasero, favorece el crecimiento de los partidos populistas y antisistema. El sistema, por su propia supervivencia, debería garantizar una justicia independiente, que tratara igual a todos, sin importar su orígen social, que castigara con suma dureza a los corruptos. 


martes, 21 de febrero de 2017

Sobre los estibadores


Sobre los estibadores: desde 2014 ya hemos pagado (todos) más de 21 millones de euros a Europa por no tener liberalizado el sector. Si no se hace, si se mantiene tal como está ahora, seguiremos pagando multas. Además de lo mucho que cobran estos profesionales, aún nos saldrán más caros. La nueva resolución contra España en marzo conllevaría un pago diario de 134.107,20 euros mientras que la ley no sea compatible con la sentencia del TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea). El sector de la estiba funciona ahora mismo como una mafia. Las empresas de transporte marítimo tienen que contratar forzosamente a estibadores pertenecientes a una sociedad llamada SAGEP. Es un auténtico monopolio que les permite poner los precios que les apetece, por supuesto altísimos. Esto es con lo que quiere acabar la UE, para facilitar la libre competencia y bajar los precios de sus servicios (lo que beneficiaría a los consumidores, a tí y a mí, pues los costes de los estibadores influyen en el precio final de los productos). 

Para saber más, pincha aquí


lunes, 20 de febrero de 2017

Frases de Sabino Arana, el padre del nacionalismo vasco


Hablan por sí mismas...


Era RACISTA:


Antiliberal y antiespañol es lo que todo vizcaíno debe ser.

Oíd hablar a un vizcaíno, y escucharéis la más eufórica, moral y culta de las lenguas; oídle a un español, y si sólo le oís rebuznar, podéis estar satisfechos, pues el asno no profiere voces indecentes ni blasfemias.

El bizkaíno es amante de su familia y de su hogar (...); entre los españoles, el adulterio es frecuente (...) Por último, según la estadística, el noventa y cinco por ciento de los crímenes que se perpetran en bizkaya se deben a mano española, y de cuatro de los cinco restantes son autores bizkaínos españolizados.

El bizkaíno es digno, a veces con exceso, y si cae en la indigencia, capaz de dejarse morir de hambre antes que pedir limosna (...); el español es vago hasta el colmo, y aunque se encuentre sano, prefiere vivir a cuenta del prójimo antes que trabajar.

El bizkaíno no vale para servir, ha nacido para señor; el español ha nacido para ser lacayo y siervo.

La fisionomía del vizcaíno es inteligente y noble; la del español inexpresiva y adusta. El vizcaíno es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe. El vizcaíno es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español, es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras, y sabréis que un vizcaíno hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos.


 Era MACHISTA:


La mujer, pues, es vana, es superficial, es egoísta, tiene en sumo grado todas las debilidades propias de la naturaleza humana: por eso fue ella la que primeramente cayó. Pero por eso precisamente de ser inferior en cabeza y en corazón...


Así era el padre del nacionalismo vasco.

Lo que los Borbones hicieron por España


Los Borbones son muy criticados. Parece de justicia recordar algunas de las cosas que algunos de los principales reyes de esta dinastía han hecho por nuestro país.

Felipe V (1700-1746):  con sus leyes de Nueva Planta, modernizó y simplificó la administración. También fundó la Real Academia de la Lengua, que ha tenido un decisivo papel en la protección del idioma.

Carlos III (1759-1788): el "rey ilustrado" es siempre el Borbón más elogiado. Realmente sus proyectos para modernizar la nación (particularmente Madrid, aunque no sólo) le dan aún fama. Carreteras, el servicio de Correos...

Fernando VII (1813-1833): aunque se le critica con justicia por su absolutismo, fue mecenas de Goya o de José Madrazo, y gracias a su iniciativa y financiación nació el Museo del Prado, poniendo ante los ojos del pueblo grandes obras de arte que hasta entonces sólo habían podido ver los reyes.

Isabel II (1833-1868): durante el reinado de Isabel II hubo mucha corrupción, pero se tendieron las primeras líneas de ferrocarril, obras hidráulicas como el canal de Isabel II, carreteras... 

Alfonso XIII (1886-1931): con la oficina pro-cautivos, ayudó a muchos prisioneros y exiliados durante la I guerra mundial (fue candidato al Nobel de la paz), y donó terrenos para que se construyera la Ciudad Universitaria de Madrid, llevó la electricidad y las carreteras a la comarca de las Hurdes, la más atrasada de España...

Juan Carlos I (1975-2014): durante la transición se esforzó duramente, con la ayuda de Adolfo Suárez, para desmontar el régimen franquista y convertirlo en un régimen de tipo democrático.  Supo renunciar y abdicar cuando se percató de que su permanencia en el trono le haría más daño a la institución monárquica y al país que la proclamación de su hijo. Ese fue un acto de patriotismo. 


Felipe VI, el actual Rey de España, en su despacho. Detrás suyo puede verse un retrato de Carlos III, el monarca al que considera un modelo en el que fijarse.

sábado, 18 de febrero de 2017

Del pensamiento crítico (o, meramente, del pensamiento) en la historia de España


Una mujer despotricaba en el facebook contra España, se quejaba del catetismo, ignorancia, conservadurismo de la gente. Yo le he puesto esto:

Hay muchos españoles que conocemos y hemos leído a Umbral, a Larra, a Quevedo. Muuuchos más de los que podrías imaginarte. Y, en realidad, no hay nada más español que un español que lee, que cuestiona la tradición, que piensa. Menéndez Pelayo, muy católico y ortodoxo él, consideraba a los heterodoxos anti españoles, pero en el mismo título de su obra sobre ellos les llama "heterodoxos españoles", y a lo largo de la obra muestra cómo han proliferado a lo largo de toda la historia de la nación: Prisciliano y los priscilianistas, los brotes de protestantismo, los judaizantes, los lectores de obras prohibidas por la Inquisición, los afrancesados, los liberales (frente a los conservadores)... realmente el pensamiento diferente a la norma está presente en toda la historia del país, y sin él dicha historia no se entiende.
Retrato de Mariano José de Larra, hacia 1835, 
atribuido a José Gutiérrez de la Vega y Bocanegra.
 

De la unidad nacional de España


Yo no estoy a favor de que los pueblos opinen sobre algo (la unidad de mi país) que costó sangre a mis antepasados, ni de que se formen nuevas fronteras en el mundo.
Me pregunto porqué la idea de que en España hay muchas naciones es respetable para la izquierda política y la idea de que España es una sola nación, y que el nacionalismo separatista está construido a base de falacias, no es respetable. 


Falacia uno: Felipe V fue injusto con los "países catalanes" al abolir sus fueros. Realidad: si fue injusto lo fue con toda España, pues las leyes de nueva planta se implantaron en todas partes. También la organización administrativa de la antigua corona de Castilla se vio modificada por estas leyes. Resulta que estas leyes eran necesarias, para modernizar y hacer más simple y eficaz la gobernación del país.


Falacia dos: el nacionalismo vasco es ancestral, Euskadi es una nación desde siempre. Realidad: el nacionalismo vasco es un invento del siglo XIX, obra básicamente de un racista llamado Sabino Arana.


España es una realidad histórica ancestral, no una obra a base de mistificaciones. Hispania ya era algo separado e identificable dentro del imperio romano. Durante la Edad Media los diferentes reyes hispanos eran conscientes de formar parte de algo más grande. Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, reconoció a Alfonso VII como Imperator Hispaniae. El sueño de Isabel y Fernando era tener un descendiente que volviera a ser, como el godo Rodrigo, rey de toda España. Durante la guerra de la independencia, todo el pueblo español se unió ante el invasor. Aún no habían estallado los nacionalismos, estos sí artificiales, separatistas.


Hasta Portugal, que formó parte de la Hispania romana y que empezó como condado del reino de León, puede ser parte (una parte desgraciadamente desgajada) de España, de nuestra única nación. El gran poeta portugués Luis de Camoes decía: "hablad de castellanos y de portugueses, porque españoles somos todos".


viernes, 17 de febrero de 2017

Un nuevo poema


En más de mes y medio no he escrito ningún poema y, lo que son las cosas, en dos días he escrito dos. El de ayer, venido a mí en un sueño, no vale gran cosa, pero el de hoy tal vez valga la pena ser compartido, sobre todo por lo que lo ha motivado, el vídeo de un niño que superó su cáncer cerebral y aparece festejando el fín del duro tratamiento que tuvo que aguantar durante casi toda su corta vida. Adjunto el vídeo, al final del poema.


FIN DE QUIMIOTERAPIA

Por si algún día la negrura 
dictar quisiera nuevas líneas,
imponer de nuevo tiempo oscuro,
recordar, entonces, a aquel niño
celebrando el fin de su tratamiento,
como un antiguo atleta olímpico
de laurel coronado,
o como un príncipe en la proa de su barco,
vencido al fin el terrible enemigo.

(c) José Alfonso Pérez Martínez, 2017



lunes, 13 de febrero de 2017

De la política, a raíz de sucesos recientes



Podemos, con Errejón, tenía alguna opción de futuro. Con Iglesias, seguirán votándoles sólo los radicales, la anti España. Buenas noticias para el PSOE, que con Errejón al mando de Podemos podría haber perdido muchos votantes.

*

La mayoría de españoles queremos que España siga unida. Mientras Podemos siga apoyando el "derecho a decidir" no podrá jamás alcanzar el gobierno.

*

Susana Díaz seguramente anunciará oficialmente su candidatura a las primarias del PSOE tras el 28 de febrero, día de Andalucía. Si se presenta y las gana me plantearé votarle, ella me gusta.

*

La transversalidad de la que habla Iglesias, que Podemos debe parecerse a España... Yo creo que tiene razón, el problema es que él tiene un concepto erróneo del español medio, yo me parezco mucho más al español medio, modestamente. Yo apoyo el matrimonio gay, y que adopten hijos, pero no apoyo el derecho a decidir sobre la unidad de España. Yo apoyo los derechos adquiridos de los trabajadores, y quisiera que los autónomos tengan más, pero creo en el derecho a crear libremente empresas y al beneficio o "plusvalía" de los empresarios. Yo apoyo que los inmigrantes legales tengan derechos, pero no creo en el papeles para todos. Yo creo que es ingenuo pretender que un país dé empleo a los naturales del país y a los millones de inmigrantes que vendrían con las fronteras abiertas y la política de papeles para todos. Yo no soy anticapitalista, aunque creo que hay cosas del capitalismo, como la capacidad de los bancos de crear cualquier tipo de productos financieros, que deberían ser más controladas, y otras, como lo de especular con materias primas, prohibidas.

sábado, 11 de febrero de 2017

"La nueva frontera", de Darwyn Cooke y Dave Stewart


Éste cómic, obra maestra del tristemente fallecido Darwyn Cooke, es uno de los 10 o incluso 5 mejores cómics publicados por DC en los últimos veinte o treinta años, así de simple y de rotundo. La cantidad de personajes y conceptos, el mensaje de unidad y esperanza, la fuerza de las imágenes, todo convierte a esta obra en un clásico. 

Sinopsis: tras la Segunda Gran Guerra los héroes clásicos (encabezados por la JSA, Sociedad de la Justicia de América) se ven obligados a retirarse o a actuar de forma oculta, debido a las sospechas y a la división surgidas por la caza de supuestos comunistas. La vieja frontera fue el Oeste, y en su conquista se puso en marcha toda la nación. La nueva frontera ha de ser ahora la reconquista de la unidad nacional, por encima de divisiones ideológicas, la búsqueda de un país más justo, que no discrimine a nadie. El concepto viene de un discurso de John Fitzgerald Kennedy. Los héroes (no sólo superhéroes, también soldados, astronautas, pilotos de combate) son la punta de lanza de ese movimiento que aspira a crear un mejor país. El combatir a un terrible enemigo común les ayudará a forjar esa unión. Es un cómic luminoso, idealista y hermoso, un brillante testimonio de esperanza. Aunque a veces uno se líe un poco ante la multitud de personajes, ese luminoso mensaje impera. 


Héroes: junto a algunos superhéroes (el Detective Marciano, Green Arrow, Adam Strange, Flash) vemos en esta imagen a humanos normales, pero igual de decididos a enfrentar el mal: miembros de los Investigadores de lo Desconocido, de los Black Hawk, de Aviones Ferris y de la NACA -agencia antecesora de la NASA-)

La Trinidad de DC, sus tres personajes más icónicos y representativos: Batman, Wonder Woman y Superman.
Hal Jordan y Carol Ferris
John Henry, el héroe negro que luchó contra la barbarie del Ku Kux Klan

PORTADA DE LA EDICIÓN ESPAÑOLA 
(ECC CÓMICS)

jueves, 9 de febrero de 2017

"Mucho ruido y pocas nueces", de William Shakespeare




Esta obra es una comedia de Shakespeare, mucho más conocido por sus tragedias. Es una comedia porque todo se resuelve bien, pero es, como dijo Victor Hugo y recuerda José María Álvarez en su ensayo Sobre Shakespeare, una tragedia en potencia, una tragedia que se resuelve en comedia. La situación forjada por el malo, Juan, hermano del príncipe Pedro, podría haberse resuelto en tragedia, si el compromiso de Benedicto ante Beatriz, de hacer pagar a Claudio la ofensa, hubiera acabado con el asesinato de Claudio a manos de Benedicto o viceversa. El descubrimiento luego de la inocencia de Hero y de la perfidia de Juan habría convertido además en absurda, y por tanto en más trágica, la muerte de Claudio o la de Benedicto. Pero Shakespeare, que tenía una estupenda tragedia entre manos, decidió, por esta vez, que triunfaran el amor y la justicia, y así nació ésta, tal vez su mejor comedia. Yo tengo dos ediciones diferentes: una en castellano y otra en inglés, publicada por Penguin Books. Hay dos estupendas adaptaciones fílmicas: la de Kenneth Branagh de 1993, que es luminosa y alegre, y la de Joss Whedon de 2012, más seria, y no sólo porque esté rodada en blanco y negro y la de Branagh en color. En la de Whedon nos damos cuenta más de la potencialidad trágica de la historia, mientras que en la de Branagh la injusta acusación a Hero y los tensos momentos posteriores son sólo unas nubes que empañan apenas el joie de vivre, la luminosidad y alegría, que imperan en el film.

Kenneth Branagh como Benedicto y Robert Sean Leonard como Claudio, en la versión fílmica dirigida por el propio Branagh en 1993

Amy Acker como Beatriz y Jillian Morgese como Hero, en la versión fílmica dirigida por Joss Whedon en 2012




martes, 7 de febrero de 2017

Un gran poema de Juan de Dios García


De su nuevo libro de poemas, Un fotógrafo ciego
(Balduque, 2017)






PLANTA DE ONCOLOGÍA [SALIDA]

Camino muy deprisa.
Voy buscando mi cara entre los muertos
de batallas perdidas.
Las gitanas me ofrecen su romero,
lo rechazo, me insultan, me maldicen,
pero su juramento no conmueve
a quien le acaban de asignar verdugo.
No saben del temblor ante un diagnóstico,
lo que ya me dijo el espejo ayer,
la analítica de hace unas semanas.

Me consuelo con la vieja verdad:
todo es cuestión de tiempo, 
todo arde y es inútil.

El miedo cuelga de mi cuello como
la correa de un perro extraviado.


(c) Juan de Dios García Gómez, 2017



viernes, 3 de febrero de 2017

Un gran poema de Alfredo Rodríguez


De su recién publicado poemario Hierofanías
(Chamán Ediciones, 2017)
 




IV

Desciende por mis venas, me mantiene con vida.
Como la Noche, la hija del caos,
que es la madre del Día, recompone mi cuerpo
para que yo me sienta complacido.
Es como todas las cosas que deben
refundirse en el silencio del Tao.
Al tomar la apariencia de una esposa iniciada
circula a través de mis meridianos
energía de vida.
Después a sus pies es dormir abrazados,
a la mujer devota, una hermosa nereida,
servirla como un sirviente feliz.
La mujer abrazada suprime el pensamiento
por el conocimiento revelado,
su mente preclara te inmoviliza el hálito
con la suprema gran felicidad.
Adelanta con ella el hombre en el Sendero.

(c) Alfredo Rodríguez, 2017
 

martes, 31 de enero de 2017

Un increíble mapa del Imperio Romano


Un pequeño detalle del mapa: 
la ciudad de Roma y sus alrededores.


En la página de facebook de la revista Stilus pusieron un enlace a este impresionante mapa, confeccionado por Johan Åhlfeldt, del Departamento de Arqueología e Historia Antigua de la Universidad de Lund (Suecia). Se trata del mapa del Imperio Romano más detallado que jamás he visto, incluye todos los lugares (ciudades, villas, monumentos, templos, etc) conocidos. Pinchad en el siguiente enlace:



lunes, 23 de enero de 2017

En el orígen del teatro, la blasfemia


Giorgio Colli, en su ensayo "El nacimiento de la filosofía" nos dice que Esquilo tuvo que enfrentarse a un proceso por profanar los misterios de Eleusis, por divulgar sus contenidos. ¿Cómo, sino mediante alguna de sus tragedias? (seguramente, alguna de las que no han llegado hasta nosotros). Tal vez, donde nosotros veríamos una obra teatral protagonizada por Perséfone, muchos griegos verían una blasfemia, una profanación. En el orígen del teatro, el desvelamiento de lo oculto, de misterios sacros. Aún hay algo de ritual en el teatro, en el representar una historia en un escenario.

viernes, 20 de enero de 2017

"La música de Marie", de Usamaru Furuya


Esta obra es un cómic, pero también es una de las obras más bellas y profundas (en la indagación de la naturaleza y destino del hombre) que he leído, en cualquier género, en los últimos tiempos. En un solo tomo autoconclusivo de unas 500 páginas se cuenta la historia de Kai, un muchacho muy especial, y de su amiga Pippi, en un mundo, Pirito, parecido al nuestro, pero misteriosamente transfigurado gracias a la música de Marie, una diosa que sobrevuela el mundo. Como dice el autor en el breve epílogo, yo también querría, muchas veces, que existiera una música de Marie que nos hiciera más amables y comprensivos, aunque ello nos costara nuestro progreso y gran parte de los avances de nuestra civilización.

Altamente recomendada para quienes amen las obras bellamente ilustradas cuyo valor resida no sólo en la hermosura de las imágenes, sino en la hondura y pertinencia de su mensaje.




lunes, 16 de enero de 2017

Tres romances



El maestro de filólogos Ramón Menéndez Pidal, de quien también tengo Los godos y la epopeya española: chansons de geste y baladas nórdicas, publicó en 1928 Flor nueva de romances viejos, una excelente antología de estas composiciones poéticas, casi siempre anónimas, muy populares a finales de la Edad Media y principios de la Moderna, y creadas para ser cantadas por los trovadores. De esta antología rescataré, como ejemplos, tres de los romances más famosos que existen.


ROMANCE DE LA JURA EN SANTA GADEA

En Santa Gadea de Burgos
do juran los hijosdalgo,
allí toma juramento
el Cid al rey castellano,
sobre un cerrojo de hierro
y una ballesta de palo.
Las juras eran tan recias
que al buen rey ponen espanto.
—Villanos te maten, rey,
villanos, que no hidalgos;
abarcas traigan calzadas,
que no zapatos con lazo;
traigan capas aguaderas,
no capuces ni tabardos;
con camisones de estopa,
no de holanda ni labrados;
cabalguen en sendas burras,
que no en mulas ni en caballos,
las riendas traigan de cuerda,
no de cueros fogueados;
mátente por las aradas,
no en camino ni en poblado;
con cuchillos cachicuernos,
no con puñales dorados;
sáquente el corazón vivo,
por el derecho costado,
si no dices la verdad
de lo que te es preguntado:
si tú fuiste o consentiste
en la muerte de tu hermano.
Las juras eran tan fuertes
que el rey no las ha otorgado.
Allí habló un caballero
de los suyos más privado:
—Haced la jura, buen rey,
no tengáis de eso cuidado,
que nunca fue rey traidor,
ni Papa descomulgado.
Jura entonces el buen rey
que en tal nunca se ha hallado.
Después habla contra el Cid
malamente y enojado:
—Mucho me aprietas, Rodrigo,
Cid, muy mal me has conjurado,
mas si hoy me tomas la jura,
después besarás mi mano.
—Aqueso será, buen rey,
como fuer galardonado,
porque allá en cualquier tierra
dan sueldo a los hijosdalgo.
—¡Vete de mis tierras, Cid,
mal caballero probado,
y no me entres más en ellas,
desde este día en un año!
—Que me place —dijo el Cid—.
que me place de buen grado,
por ser la primera cosa
que mandas en tu reinado.
Tú me destierras por uno
yo me destierro por cuatro.
Ya se partía el buen Cid
sin al rey besar la mano;
ya se parte de sus tierras,
de Vivar y sus palacios:
las puertas deja cerradas,
los alamudes echados,
las cadenas deja llenas
de podencos y de galgos;
sólo lleva sus halcones,
los pollos y los mudados.
Con el iban los trescientos
caballeros hijosdalgo;
los unos iban a mula
y los otros a caballo;
todos llevan lanza en puño,
con el hierro acicalado,
y llevan sendas adargas
con borlas de colorado.
Por una ribera arriba
al Cid van acompañando;
acompañándolo iban
mientras él iba cazando.


ROMANCE DEL PRISIONERO

Que por mayo era, por mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor,
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados
van a servir al amor;
sino yo, triste, cuitado,
que vivo en esta prisión;
que ni sé cuándo es de día
ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla
que me cantaba el albor.
Matómela un ballestero;
déle Dios mal galardón.


ROMANCE DE ABENÁMAR

—¡Abenámar, Abenámar,   moro de la morería,
el día que tú naciste   grandes señales había!
Estaba la mar en calma,   la luna estaba crecida,
moro que en tal signo nace   no debe decir mentira.
Allí respondiera el moro,   bien oiréis lo que diría:
—Yo te lo diré, señor,   aunque me cueste la vida,
porque soy hijo de un moro   y una cristiana cautiva;
siendo yo niño y muchacho   mi madre me lo decía
que mentira no dijese,   que era grande villanía:
por tanto, pregunta, rey,   que la verdad te diría.
—Yo te agradezco, Abenámar,   aquesa tu cortesía.
¿Qué castillos son aquéllos?   ¡Altos son y relucían!
—El Alhambra era, señor,   y la otra la mezquita,
los otros los Alixares,   labrados a maravilla.
El moro que los labraba   cien doblas ganaba al día,
y el día que no los labra,   otras tantas se perdía.
El otro es Generalife,   huerta que par no tenía;
el otro Torres Bermejas,   castillo de gran valía.
Allí habló el rey don Juan,   bien oiréis lo que decía:
—Si tú quisieses, Granada,   contigo me casaría;
daréte en arras y dote   a Córdoba y a Sevilla.
—Casada soy, rey don Juan,   casada soy, que no viuda;
el moro que a mí me tiene   muy grande bien me quería.

domingo, 1 de enero de 2017

Belleza oculta (2016)



He empezado 2017 con esta película, y qué bonito ha sido hacerlo así, emocionándome con esta hermosa producción, basada en la exploración de un proceso: el de la reconstrucción de una psique devastada por una inmensa perdida.

Están inmensos Edward Norton, Helen Mirren, Kate Winslet, Keira Knightley, Miguel Peña, todos, hasta el joven Jacob Latimore, como si compartir cartel con algunos de los mejores actores y actrices de Hollywood le hubiera hecho superarse a sí mismo, para no desentonar. Pero Will Smith hace uno de los mejores papeles de su vida. Un día quisiera conocer a este hombre, tan sólo para agradecerle que desde hace más de veinticinco años esté divirtiéndonos, entreteniéndonos o, como en este caso, emocionándonos hasta el hueso. Will es como un viejo amigo que nunca nos falla.





Esta película  se asemeja a la reciente Un monstruo viene a verme, porque ambas invitan a la lágrima, y porque en ambas seres más o menos imaginarios intentan sanar un alma herida. Belleza oculta es una película que se sustenta totalmente en el trabajo actoral, en la interpretación: aquí no hay efectos visuales ni trucos que valgan. Si la película se sostiene, y lo hace de maravilla, es por las brillantes actuaciones. Hay escenas, como los diálogos que intercambian los personajes de Keira Knightley y Will Smith, magistrales. En este sentido recuerda a aquella película magnífica donde también aparecía Kate Winslet, Un dios salvaje. Todo en ella, como en esta Belleza oculta, se confiaba a la capacidad de conmover de los actores.


El duelo actoral entre Smith y Knightley, plenos ambos de talento, es uno de los principales atractivos de la película.




Etiquetas

Poesía (350) Textos propios (186) Política (113) Reseñas (103) Historia (92) Narrativa (92) Sociedad (87) Pintura (80) Pensamiento crítico (77) Cine (74) Ensayo (70) Música (70) Cómic (65) Filosofía (50) Educación (31) Ateísmo (30) Jorge Luis Borges (29) Luto (26) Teatro (26) José María Álvarez (24) Traducción (22) Humor (21) Mitología (21) Que no amanece nadie (21) Economía (19) Ciencia (15) El blog de Nazgul (14) William Shakespeare (14) Solidaridad (13) Alfredo Rodríguez (12) Luis Alberto de Cuenca (12) Katy Parra Carrillo (11) Luis Antonio de Villena (11) Edward Hopper (10) Fotografía (10) Ayn Rand (9) Felipe VI (9) Salud (9) Stefan Zweig (9) Antonio Colinas (8) Harper Lee (8) J.R.R. Tolkien (8) José Antonio Pamies (8) María José Contador García (8) Oscar Wilde (8) Pedro Sánchez Pérez-Castejón (8) Personajes (8) Raquel Lanseros (8) Voltaire (8) Bertrand Russell (7) Emil Cioran (7) Física (7) Jaime Gil de Biedma (7) John Keats (7) Juan de Dios García (7) Miguel de Cervantes (7) Arturo Pérez-Reverte (6) Charles Bukowski (6) Escritores invitados (6) Federico García Lorca (6) Francisco de Goya y Lucientes (6) Hermann Hesse (6) José Hierro (6) Michel de Montaigne (6) Ricardo Menéndez Salmón (6) Rosa Montero (6) Albert Rivera (5) Christopher Nolan (5) Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (5) Felipe V (5) Francisco Miranda Terrer (5) Juan Ramón Barat (5) Kate Winslet (5) Marco Aurelio (5) Mario Vargas Llosa (5) María Teresa Cervantes Gutiérrez (5) Ramón J. Sender (5) Ramón María del Valle-Inclán (5) Adolfo Suárez González (4) Alejandro Aménabar (4) Ambrose Bierce (4) Astronomía (4) Carlos I (4) Carlos III (4) Chantal Maillard (4) Christopher Hitchens (4) Cristina Hércules de Solas (4) Esquilo (4) Francisco Brines (4) Friedrich Nietzsche (4) Félix Lope de Vega y Carpio (4) Guillermo Carnero (4) Homero (4) Juan Cobos Wilkins (4) Juan Luis Panero (4) Kenneth Branagh (4) Konstantino Kavafis (4) Loquillo (4) Luis Cernuda (4) Manga (4) Manolo Condevolney (4) Marguerite Yourcenar (4) Marlon Brando (4) María Callas (4) Miguel Hernández (4) Pedro Mateo (4) Pío Baroja (4) Ramón Gómez de la Serna (4) Robert E. Howard (4) Robert Stephenson Smith Baden-Powell (4) Siddhartha Gautama (4) Stan Lee (4) Tiziano Vecellio (4) Walter Simonson (4) Winston Churchill (4) Abraham Lincoln (3) Alessandro Baricco (3) Alexis Díaz-Pimienta (3) Andrés Neuman (3) Anthony Hopkins (3) Antonio Vivaldi (3) Aurora Luque (3) Carl Sagan (3) Carmen Jodra Davó (3) Charo Guarino (3) Christoph Waltz (3) Corrección de textos (3) César Vallejo (3) Dante Alighieri (3) David López Sandoval (3) Denzel Washington (3) Eduardo López López (3) Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos (3) Gabriel García Márquez (3) Geoffrey de Monmouth (3) George Steiner (3) H.G. Wells (3) Ignacio Fernández Sánchez -Tony Leblanc- (3) Jack Kirby (3) Jiro Taniguchi (3) John Byrne (3) John Fante (3) Jorge Guillén (3) José Agustín Goytisolo (3) José Mota (3) Juana J. Marín Saura (3) Julio César (3) Malala Yousafzai (3) Mankiewicz (3) Marjane Satrapi (3) María Victoria Atencia (3) Michelangelo Merisi da Caravaggio (3) Miguel Ángel Velasco (3) Montesquieu (3) Napoleón I -emperador de Francia- (3) Natalie Portman (3) Pablo Neruda (3) Paco Roca (3) Pere Gimferrer (3) Queen (3) Roy Thomas (3) Rubén Darío (3) Stephen Hawking (3) Susana Pérez-Alonso (3) Sven Hassel (3) Tito Muñoz (3) Vicente Cervera Salinas (3) Vladimir Nabokov (3) Woody Allen (3) Alan Moore (2) Alfonso XIII (2) Amy Winehouse (2) Antonio Juan Molero (2) Arantxa Oteo (2) Art Spiegelman (2) Aureliano 'Restitutor Orbis' (2) Baltasar Gracián (2) Brian K. Vaughan (2) Chris Claremont (2) Christopher Reeve (2) Christopher Tolkien (2) Eddie Redmayne (2) Edgar Allan Poe (2) Epicuro (2) Eurípides (2) Federico Madrazo y Kuntz (2) Felipe Benítez Reyes (2) Felipe II (2) Felipe IV (2) Fernando el Católico (2) Francisco Sánchez Bautista (2) Francisco Umbral (2) Franklin Delano Roosevelt (2) Freddie Mercury (2) Gloria Swanson (2) Gregory Peck (2) Groucho Marx (2) Haruki Murakami (2) Hipatia (2) Héctor Germán Oesterheld (2) Isabel I (2) Isabel II (2) Jason Momoa (2) Johann-Sebastian Bach (2) José I (2) Juan Manuel Macías (2) Juan Ramón Jiménez (2) Juliano el Apóstata (2) Keanu Reeves (2) Lana Wachowski (2) Lao Tsé (2) Liniers (2) Luis Llorente Benito (2) Luis de Góngora y Argote (2) Manuel Machado (2) Marco Tulio Cicerón (2) Marie Curie (2) María Teresa Bravo Bañón (2) Michael Ende (2) Michael Moorcock (2) Michel Onfray (2) Miguel Bosé (2) Miguel Delibes (2) Miguel Ángel Revilla Roiz (2) Muhammad Ali (2) Nach Scratch (2) Neil Gaiman (2) Nelson Mandela (2) Octavio Augusto (2) Orson Welles (2) Pablo García Baena (2) Pablo Picasso (2) Pet Shop Boys (2) Publio Virgilio Marón (2) Quentin Tarantino (2) Raúl Quinto (2) Robert Crumb (2) Rodrigo -rey- (2) San Juan de la Cruz (2) Sebastián Castellio (2) Servio Sulpicio Galba (2) Sir Steven Runciman (2) Sir Thomas Malory (2) Stanislaw Lem (2) Séneca (2) Sófocles (2) The Alan Parsons Project (2) Thomas Carlyle (2) Thomas de Quincey (2) Toyo Shibata (2) Vanessa Navarro Reverte (2) Vicente Aleixandre (2) Vicente Gallego (2) Walt Whitman (2) Will Smith (2) isidoro Martínez Sánchez (2) Adele Laurie Blue Adkins (1) Adolph Schulten (1) Adriano (1) Akira Toriyama (1) Al Pacino (1) Alaska y Dinarama (1) Albert Einstein (1) Alejandro III Magno de Macedonia (1) Alex Alice (1) Alfonso XII (1) Amadeo I (1) Amadeo Modigliani (1) Andrés Trapiello (1) Andy Wachowski (1) Antonino Pío (1) Antonio Altarriba (1) Antonio Fernández Páez -Tony Leblanc Júnior- (1) Antonio García y Bellido (1) Aníbal Barca (1) Arthur Adams (1) Arthur Conan Doyle (1) Arthur Schopenhauer (1) Arthur Wellesley I Duque de Wellington (1) Atiq Rahimi (1) Blas de Lezo (1) Bob Wiazek (1) Boecio (1) Brian Bolland (1) Carl Orff (1) Carlo Pedersoli -Bud Spencer- (1) Carlos Giménez (1) Charles De Gaulle (1) Charles M. Schulz (1) Chavela Vargas (1) Chico Marx (1) Clara Janés (1) Cornelio Tácito (1) El Bosco (1) Eloy Sánchez Rosillo (1) Emil Ludwig (1) Ennio Morricone (1) Enrique Morente (1) Ezra Pound (1) Federico II Hohenstaufen (1) Felipe III (1) Fernando I de Médici -Gran Duque de Toscana- (1) Fernando Pessoa (1) Flavio Aecio (1) Flavio Josefo (1) Francis Ford Coppola (1) Francisco Ayala (1) Francisco Tomás y Valiente (1) Frank McCourt (1) Frank Miller (1) Franz Kafka (1) Frida Kahlo (1) Gabrielle Giffords (1) Gal Gadot (1) Gary Frank (1) Gayo Suetonio Tranquilo (1) Georg Christoph Lichtenberg (1) Georg Friedrich Händel (1) Grant Morrison (1) Gregorio Marañón (1) Guido Crepax (1) Guillermo de Orange-Nassau (1) Gummo Marx (1) Gustavo Adolfo Bécquer (1) Harpo Marx (1) Hayao Miyazaki (1) Heráclito (1) Heródoto (1) Igor Stravinsky (1) Indro Montanelli (1) Isaac Asimov (1) J. Michael Straczynski (1) Jason Aaron (1) Jean Dujardin (1) Jean Giraud (1) Jill Bolte Taylor (1) Jim Lee (1) Joe Jusko (1) Joe Sacco (1) John Dowland (1) John Julius Norwich (1) John Kennedy Toole (1) Jorge Manrique (1) Jorge VI del Reino Unido (1) Joseph Gordon-Levitt (1) Joseph Sheridan Le Fanu (1) José Alberto Pérez García (1) José Alberto Pérez Martínez (1) José Alcaraz Pérez (1) José Antonio Santano (1) José Manuel Caballero Bonald (1) Juan López -Jan- (1) Juan de Tassis y Peralta II Conde de Villamediana (1) Julio Martínez Mesanza (1) Kenneth Clark (1) Kim (1) Kira Kozukenosuke Yoshinaka (1) Kyoichi Katayama (1) Leonardo da Vinci (1) Los Suaves (1) Ludwig van Beethoven (1) Luis Carrillo y Sotomayor (1) Luis Royo (1) Marcel Schwob (1) Mari Cruz Agüera Sánchez (1) Mario Benedetti (1) Mark Millar (1) Martin Luther King (1) María Kodama (1) Michael Fassbender (1) Michael Mignola (1) Miguel Floriano (1) Miguel de Unamuno (1) Miguel Ángel Buonarroti (1) Mike Oldfield (1) Mireia Belmonte (1) Natxo Vidal Guardiola (1) Neil deGrasse Tyson (1) Nerva (1) Nicolás Copérnico (1) Nirvana (1) Norm Breyfogle (1) Nuccio Ordine (1) P. Craig Russell (1) Paco Rabal (1) Paquita Dipego (1) Paul Auster (1) Paul Naschy (1) Pedro Reyes (1) Pedro Salinas (1) Pelayo (1) Pelópidas (1) Pericles (1) Phil Collins (1) Phil Jimenez (1) Phylicia Rashad (1) Publio Terencio Africano (1) Píndaro (1) Rainer Maria Rilke (1) Recaredo I (1) Recesvinto (1) Robert Downey jr. (1) Robert Graves (1) Rosa Parks (1) Rómulo Augústulo (1) Santiago Ramón y Cajal (1) Scarlett Johansson (1) Septimio Severo (1) Snorri Sturluson (1) Sophie Scholl (1) Stan Sakai (1) Steven Spielberg (1) Tatanka Iyotanka -Toro Sentado- (1) Terenci Moix (1) The Beatles (1) Theodor Mommsen (1) Thomas Jefferson (1) Todd McFarlane (1) Tomás Moro (1) Trajano (1) Tzvetan Todorov (1) Umberto Eco (1) Vangelis (1) Will Eisner (1) Windsor McCay (1) kristen Stewart (1)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...